jueves, 11 de enero de 2007

Revolución vegetal


Qué gran ejemplo para la juventud.El rizoma de jengibre no se resignó cuando lo pusieron en la bandejita y lo envolvieron con celofán.Noooo.Reventó la mortaja transparente y comenzó a crecer.

Como diría el maestro Bruce Lee :Be jengibre my friend.

3 comentarios:

zahira dijo...

¿pero tovía anda por la cocina esi jengibre? Bueno, dentro de un par de meses ya lu puedes trasplantar a una maceta

Irma dijo...

Creo que me suena esa historia...

Fernando dijo...

Parez ser que el jengibre nunca muere, asi que ¡viva el jengibre!