sábado, 12 de enero de 2008

Tempus fugit

Detalle del reloj astronómico del ayuntamiento de Praga.
Cuentan que , en 1490 , cuando fué construído por el maestro relojero Hanûs , los concejales , temerosos de que repitiera ésta obra maestra en otro lugar , le dejaron ciego.

3 comentarios:

Fernando dijo...

Desde luego, hay que ver como se complementan la sabiduria y la envidia

Roberto dijo...

muy guapa pero con una historia un tanto macabra...

Luis Benzo dijo...

Maravilloso detalle del reloj.