lunes, 7 de abril de 2008

Zoomorfo

El hórreo en ruinas se convirtió en una tortuga.

2 comentarios:

Fernando dijo...

A buen ojo no hay caparazón duro.
Muy guapa

Roberto dijo...

está claro: les tortugues viven más que los horreos...