sábado, 3 de agosto de 2013

Mordisco

El bastón del mago Gandalf estaba tirado en la playa.Cuando Diyei Nach lo recogió , le mordió en el cuello.A las pocas horas su sangre se transformó en clorofila.
Desde entonces hace fotos-sin-tesis.

3 comentarios:

ANRAFERA dijo...

Ingeniosa y simpática toma.
Un abrazo y buen fin de semana.
Ramón

Roberto dijo...

ya se sabe que hay que tener cuidado con les coses que uno encuentra en la playa... jejeje

Emiliano Blanco dijo...

jeje.
Me gusta tu buen humor.
Un abrazo.